Los presos de Azagra

El escrutinio requiere mayor detalle para la supuesta procedencia del cuarto fugado.

La fuente primera de presos son las anotaciones del párroco Santos Beguiristain, quien llevó esta siniestra contabilidad. También la de escapados y de asesinados, que son palpablemente incompletas.

El Libro de Registro señala 21 azagreses en el fuerte. Ateniéndose a ello, ningún otro pueblo navarro contó con tan nutrida presencia. También resulta llamativo que en los tres primeros meses desde el golpe, tan solo se inscribe el ingreso de diez y siete, de los que siete proceden de Azagra.

Con el apoyo de testimonios de familiares, Navarra 1936 elevó la lista de presos a 30, si bien todavía no se recoge a Evaristo Robles, a José San Vicente, o Jose Mª Luri Amigot. Tampoco al alcalde Francisco Castro, que es enviado al fuerte antes de pasar a la prisión provincial el 1 de noviembre de 1936, junto a Gonzalo Luri, Félix Luri y Mario Iñigo. También hacen ese doble recorrido por el fuerte y la prisión provincial Eduardo Luri y Julio Iñigo. Un mínimo de 39 vecinos en el fuerte sobre 21 registrados. La conclusión es que podían permanecer en el fuerte sin ser registrados.

Ver “Cuadro de presos en el Fuerte”

Andrés Zudaire en el Fuerte. 1937

Andrés Zudaire en el Fuerte. 1937

Este limbo jurídico pudo ser la situación de un menor detenido en represalia por la huida de su padre. La represión sobre menores no resultó extraña ni en Azagra, ni en el fuerte:

  • En Azagra, Navarra 1936 cita: ..”Cogieron al hijo de Ciriaco, Jesús Salvador, de quince años; le dieron una gran paliza lesionándole gravemente los pulmones. Lo trasladaron al hospital, y aunque llegó a salir del mismo, murió al poco tiempo”. De la dureza de trato tampoco escapaban “los leales”. Esteban Muro se dirige a los militares rogando el licenciamiento de su hijo Manuel, alistado como falangista, alegando su temprana edad -16 años-. Denegada, Manuel moriría en el frente en junio de 1937.
  • En el fuerte, se contabilizan al menos 36 menores, como Celestino Manterola, de Oiartzun, detenido en agosto de 1936 con 15 años y llevado al fuerte, donde estuvo varios meses, sin que figure en el Libro de Registro.

Aunque sometidos al mismo régimen penitenciario de los adultos, se observa una cierta relajación en su estatus carcelario. Ángel Arbulo rememoraba: “Cuando llegué me empezaron a llamar “el chaval”. El cura de la prisión fue donde el director y le pidió que no tuviera a ese chiquillo entre tantos revolucionarios porque me iban a echar a perder. Así que yo sólo entraba a las galerías a dormir”. Recuerda a lo que contaba el forastero en Iragi: hacía de monaguillo, pues así evitaba permanecer en la celda.

De esos menores, dos murieron en la fuga: Máximo Sainz y Ángel Morato. Máximo, preso con 16 años, oriundo de Desojo, en la comarca de Estella. Ángel, con 17, era el único entre esos muertos sin inscribir en el Libro de Dependencias, que ubicaba a cada preso en el fuerte, carencia que pudo extenderse a otro menor.

Recapitulando: En el fuerte había menores; alguno de la misma comarca de Azagra; otros no figuraban en el Libro de Registro o en el de Dependencias;  y colaboraban en servicios para mejorar su suerte.

El párroco Santos Beguiristain

Llegado a Azagra en 1932, permaneció hasta 1938. En un pueblo pionero en contar en Navarra con Casa del Pueblo y donde proliferaban las ceremonias laicas, adoptó una actitud abiertamente beligerante, que mantuvo en el periodo bélico, tanto en sus visitas al frente arengando a los alzados como en sus anotaciones: “Ha fallecido en el frente de Madrid JMR. Conste aquí entre los héroes de la Cruzada”, “…falleció el soldado de Dios y de España…”

Fanatismo ad maioren gloria Dei, dado que a título personal rechaza todo acto de despedida que le ofrece el ayuntamiento cuando una vez cumplida su misión abandona la localidad. Persona de cultura, estudió en Roma, ejerciendo en 1940 de profesor de Teología en el Seminario de Pamplona. Comprometido con la dictadura, fue asesor religioso en 1968 en el Mº de Información y Turismo, con A. Sánchez Bella.

El primer ayuntamiento democrático, mediante un significativo acuerdo municipal, acordó retirar la placa dedicada a su recuerdo en el frontón local, colocada en la dictadura, al tiempo que  un nuevo responsable parroquial hacía una discreta anotación en esos libros de registro en las que pedía el perdón de las víctimas.

Jesús Equiza, en Los sacerdotes navarros ante la represión de 1936-1937, le hace un benévolo retrato, destacando sus cualidades, si bien desliza otras facetas menos gratas, como informes que precipitaron la condena de personas en peligro, así como el haber encabezado la lista de fusilados de su puño y letra: “Han muerto al peso de la justicia en los primeros días del movimiento nacional, salvador de España, mis feligreses:

  1. Salustiano Luri Aldea, cementerio de Calahorra.

El nombre que abre la lista resume la infamia del recuento: Salustiano, casado con Lucrecia Subirán, fue miembro de la Junta municipal en 1931 y era jornalero, como sus hijos: fusilaron a Basilio, de 38 años; Máximo, 37; Pablo Salustiano, 35 y Delfín 26. Por último fusilaron al padre. Quedó Lucrecia con los cuatro pequeños.

En el cuadernillo, donde estampa su firma, lista los actos civiles (nacimientos, matrimonios y fallecimientos) habidos en el periodo republicano y su conversión religiosa. Se arroga el derecho de cambiar nombres como Libertad, Progreso, de quienes bautiza (72). De los 10 matrimonios civiles, anota que 3 no pueden convalidarse por haber fallecido Santiago Pascual y Emilio Muro, quienes habían sido asesinados; ni Ángel Gainza, quien logró huir a Francia. Prosigue con el listado de fallecidos (32) fuera de la Comunión de la Santa Madre Iglesia (1932-1936).

Beguiristain mantuvo una entrevista en el desaparecido Navarra Hoy, de 17-4-1983, en la que negaba su participación activa en esa represión, que provocó la dolida respuesta de un numeroso grupo de familiares de fusilados de la localidad, recordándole su papel en aquellos luctuosos hechos (Navarra Hoy, 24-4-1983).

 


(*) Ver Anexo: Azagra