Leandro Linzoain.

2011

Leandro también entabló conversación circunstancial con el forastero, quien estuvo dos días seguidos. En la primera ocasión, habló con su tía Pilar, que no le dio razón sobre una zona de grandes peñas y el destino de sus compañeros, por lo que regresó una segunda vez, un atardecer en el que entabló conversación con Gaspar. Leandro recuerda haber escuchado que venían un grupo de cuatro y que desde que se separó del grupo, todavía tardó dos días en llegar a Banca, con una herida de posta, pues solo andaba de noche.

Sobre la edad, cree recordar que dijo que no había cumplido los 18 años cuando fue detenido. Confirma que habló de Azagra y que no quiso regresar a su pueblo. Tan solo le sobrevivía en aquel momento –1997- una hermana, en el barrio de Abejeras en Pamplona.

Leandro estuvo en 2010 en Chino, California. El italiano que se citaba no tenía camiones, sino que era tratante de ganado, alcanzando sus negocios los estados vecinos como Nevada.